Las experiencias inmersivas como el futuro de las ventas en negocios

No es lo mismo degustar una langosta en una mesa de un restaurante que hacerlo en la cubierta de un barco, rodeado de mar, o incluso en su fondo. Las experiencias inmersivas llenan de matices el viaje de tus clientes y se presentan como el futuro de los negocios.

En qué consisten estas experiencias inmersivas

Gracias a la realidad aumentada y extendida hoy es posible crear espacios en los que tus clientes puedan vivir una experiencia plena con tus productos o servicios.

Tu establecimiento se puede convertir en una bodega a la hora de hacer una cata de vinos, creando todo un ambiente que recrea sensorialmente el espacio, incluso con sus texturas y olores.

Una novia puede verse con el vestido exactamente en el altar de la finca en la que se va a casar o visitar las ciudades que quiere recorrer en su viaje de novios en la agencia de viajes.

Esta tecnología la podemos aplicar a cualquier campo y en todos y cada uno de ellos te demostrará su perfecta eficacia. Las dudas del cliente se despejan y las decisiones se confirman con absoluta convicción.

Experiencias con los cinco sentidos en espacios muy reducidos

Como pasa con toda la tecnología, las soluciones de hoy se van haciendo cada día más amplias y asequibles. Ya empieza a existir abundante software y hardware capaz de recrear espacios mediante imágenes, sonidos, olores e incluso impresiones digitales sensibles al tacto. Si a esto le añades el gusto, la recreación de la experiencia es completa.

Y todo en un espacio muy reducido. Apenas unos metros cuadrados dentro de una tienda física o una feria de muestras. No es de extrañar que empecemos a considerar que en un futuro no muy lejano, todas las tiendas, los talleres, las agencias de viajes y cualquier tipo de establecimientos contarán con su rincón de inmersión.

imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *